Purpurina: contaminante de Navidad

Compartir:

Purpurina: contaminante de Navidad

¿Qué es la Purpurina?

Consiste en micropartículas de plástico y metal utilizadas en maquillaje y decoración que se acumulan en el medio marino durante décadas. Está formada por pequeños trozos de polímero llamado tereftalato de polietileno (PET).

¿Cómo se obtiene?

La purpurina se fabrica a partir de láminas de plástico y se usa en una amplia gama de productos, entre ellos cosméticos.

¿Cuál es su origen?

Para encontrar una razón a la materia prima, habría que remontarse a 1934, cuando Henry Ruschmann, un maquinista de New Jersey (Estados Unidos) ideó una manera de pulverizar plástico para crear grandes cantidades de glitter. Llegó a fundar una empresa, Meadowbrooks Inventions, que a día de hoy se considera “el mayor productor, distribuidor y exportador de purpurina del mundo”. Su popularización en el sector de la belleza llegaría en los años 60, cuando algunas firmas añadieron estos brillos a pintalabios, sombras o polvos, inspirados por los vestidos cubiertos de lentejuelas de Pierre Cardin.

¿Cómo se usa?

Su uso mayormente radica en maquillaje y decoración, y en estas fechas navideñas y de año nuevo, está muy difundida su utilización.

También en ropa, en la funda del móvil, en las zapatillas de cordones, en la sombra de ojos.

¿Cuánto contamina?

Cuando nos lavamos y se va por el desagüe, la purpurina se convierte en un subconjunto de basura plástica marina conocido como microplástico. Los microplásticos, que tienen una longitud de menos de cinco milímetros, pueden encontrarse en todos los océanos del planeta, desde la superficie hasta el lecho marino.

Los consumen el plancton, los peces, los mariscos, las aves marinas, las tortugas, los cetáceos, y en general, casi todos los organismos marinos. Los fragmentos de plástico se acumulan en los estómagos y pueden hacer que los animales mueran de hambre. Los científicos están cada vez más preocupados por sus efectos en peces y en otros organismos marinos.

¿Cómo es la situación actual de microplásticos en el mar?

En el 2014 había 5,25 millones de piezas de plástico con un peso total de 268.940 toneladas en los mares de todo el mundo, siendo microplásticos un 92,4%. La mayoría de estos microplásticos son pequeñas partículas que se han desprendido de elementos tan comunes como botellas de agua o bolsas de plástico. Sin embargo, cada vez hay más presencia de microplásticos por el uso de productos como la purpurina o los exfoliantes faciales, que en muchas ocasiones, es confundido por la fauna marina como alimento. El citado estudio señala que hay especies marinas que han elegido alimentarse de plástico en lugar de su dieta habitual.

“Según estudios científicos, los plásticos pueden permanecer en el medio marino hasta 400 años.”

 ¿Qué solución hay?

Estas navidades, y en general en todas las ocasiones que se necesite decorar con brillos, utilizar ECO-PURPURINA, la cual está hecha de celulosa en lugar de plástico, concretamente de eucalipto, y lo bueno es que no le lleva más de 90 días descomponerse.

Eco-Purpurina Bio Degradable

 

celulosa en lugar de plástico, no le lleva más de 90 días descomponerse

Ver mas notas de CENERGIA

Nosotros

Compartir:

Leave A Comment

twelve − eight =

Suscríbete a nuestro Blog y
Recibe Novedades

Regístrese en nuestro blog y recibe novedades y promociones que ofrecemos