Evita los incendios: utiliza tecnología LED

Compartir:

La tecnología LED es más segura y evita los incendios

Las luces LED decorativas no se calientan lo suficiente para que esto pudiera ocurrir.

Adicional al ahorro de consumo energético del 75% de la tecnología LED vs. a los incandescentes convencionales es la reducción de la emisión de calor. En la decoración de eventos, es muy usual recurrir a “velas decorativas“, las que pueden alcanzar altas temperaturas y quemar la piel si se tocan, mientras que los LED permanecen relativamente fríos al tacto, incluso después de largos períodos de uso.

Esto demuestra que es una tecnología mucho más segura que la iluminación con velas de cera tradicional y con bombillas incandescentes, sin importar cuanto tiempo llevan encendidos.

Al ser los LED más fríos, el peligro de incendio es menor. Aunque esto sea relativamente poco frecuente, el calor producido por las bombillas incandescentes de mayor tamaño puede llegar a un punto de combustión e incendiar las ramas del árbol de navidad por ejemplo. Las luces LED decorativas no se calientan lo suficiente para que esto pudiera ocurrir.

¿Por qué los LEDs iluminan igual, duran más y consumen menos energía?

  • Iluminación:

Es necesario aclarar algunos términos para hablar de iluminación:

  1. Potencia: indica el consumo de energía eléctrica. Se mide en vatios (W).
  2. Flujo luminoso: la cantidad de luz percibida por el ojo de una determinada fuente. Se mide en lúmenes (lm).
  3. Eficacia lumínica: indica la cantidad de luz emitida en relación a la energía consumida. Se mide en lúmenes por vatio (lm/W).
  4. Iluminancia: mide la cantidad de flujo luminoso que incide sobre una superficie. Se mide en lux (lx). 1 lux = 1 lumen/m2.

Las lámparas LED son las que nos proporcionan más lúmenes por vatio consumido (eficiencia). Una mejor iluminación (más lúmenes) con un menor consumo de energía eléctrica (watios).

Tabla de equivalencia aproximada incandescente/LED

Si estás pensando en iluminar un espacio, lo que se debe revisar es la cantidad de lúmenes (flujo lumínico) y ante la alternativa de elegir un foco incandescente de 150 W y una lámpara LED de 30 W, la elección buscando un menor consumo de energía para la misma iluminación debería ser tecnología LED.

Con frecuencia una persona puede decidir la compra de una lámpara para iluminación, revisando únicamente -“¿Cuántos watts tiene el foco?”- con la idea de que a mayor cantidad de watts, mayor iluminación. Falso, la cantidad de lúmenes es el indicador a revisar si lo que se busca es una mayor iluminación. No se necesita una mayor cantidad de watts para aumentar la luz de un espacio. A más watts, más consumo, más pago a fin de mes.

  • Tiempo de vida:

La vida útil de una lámpara LED es hasta 30 veces más que la de una lámpara incandescente, 25 veces más que la de un halógeno, 30 veces más que la de un tubo flourescente y 3 veces más que la de una lámpara de bajo consumo. La mayoría de ellas tienen una vida útil promedio de 30.000 a 50.000 horas. Expresado en reemplazos, 25 halógenos convencionales sustituidos por uso en un hogar, equivalen a una LED.

Menor sustitución de lámparas, menor mantenimiento, menores costos.

  • Menos consumo:

Cálculo de consumo de energía mensual

kW x Horas de Consumo Diario x Días de consumo al mes = Consumo Mensual el kW/hora
Consumo Mensual el kW/hora x 0.35 (varía de acuerdo a zona) = Costo Mensual (soles)

Conclusión: “Para iluminar un espacio o lugar, empleando tecnología de lámparas Led, se ahorra 5 veces energía y dinero, a comparación del uso de lámparas incandescentes”. Y ante la pregunta, “Pero los Leds, tienen un precio mayor en tienda”, con el ahorro generado, en 2 a 3 meses se recuperó la compra de cada lámpara LED.

Compartir:

Leave A Comment

five × 4 =

Suscríbete a nuestro Blog y
Recibe Novedades

Regístrese en nuestro blog y recibe novedades y promociones que ofrecemos