Deflagración del gas líquido: ¿Qué hacer?

Compartir:

Incendio por deflagración del gas líquido de un camión cisterna en Villa El Salvador

El siniestro fue provocado luego de que el chofer de un camión cisterna perdió el control del vehículo al pasar por un desnivel en la pista.

Deflagración de gas: Incendio en Villa el Salvador

De acuerdo a información brindada por el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios, las llamas fueron provocadas por el escape del gas líquido del vehículo. Esta humareda blanca cubrió todo el piso del lugar y, al encontrar una fuente de calor, ocasionó la deflagración que se transformó en fuego.

Deflagración no quiere decir explosión, sino “combustión que se produce con gran rapidez, acompañada de llama y sin explosión”

¿Qué es la deflagración por combustión?

Una explosión es una combustión muy rápida en la que se libera un gran volumen de gases que al expandirse provocan una liberación violenta de energía produciendo un incremento rápido de la presión con desprendimiento de calor, luz y gases.

Una deflagración es una combustión súbita con llama a baja velocidad de propagación, sin explosión. Se suele asociar, erróneamente, con las explosiones, usándose a menudo como sinónimo.

Las reacciones que provoca una deflagración son idénticas a las de una combustión, que es un proceso de oxidación muy rápido y acelerado con producción de llama, pero se desarrollan a una velocidad todavía mayor y comprendida entre 1m/s y la velocidad del sonido.

En una deflagración, el frente de llama avanza por fenómenos de difusión térmica. Por el contrario, en una detonación la combustión está asociada a una onda de choque que avanza a velocidad superior a la del sonido.

¿Por qué se produce?

Sucede cuando el gas está en el ambiente y hay algún punto caliente o llamarada fuerte que lo activa, y se genera la deflagración. (…), poniendo como ejemplo un balón de gas, lo que sucede normalmente es que hay una manipulación equivocada del balón  y de la llave y se produce una fuga. Esa fuga de gas va a salir e ir al ambiente y va a encontrar cualquier punto de ignición: puede ser un teléfono, el prender o apagar las luces, el abrir o cerrar una ventana,incluso la fricción con el calzado, una piedra con el suelo, puede generar una deflagración de gas.

El gas es más pesado que el aire, por lo que se empieza a desplazar primero en el suelo. El gas se va a la parte inferior y se comienza a desplazar en la superficie, se esconde debajo de las mesas, de las cocinas, por eso es peligros, porque el punto de ignición no necesariamente tiene que estar al lado del balón de gas, pues estar en otro lado, si es que ha habido fuga por largos espacios de tiempo.

¿Qué hacer ante una fuga de gas?

El comandante Mario Casaretto, jefe territorial del Cuerpo General de los Bomberos para Lima y Callao recomendó a los usuarios siempre revisar el estado de los balones de gas, darles mantenimiento cada seis meses revisando el regulador, las mangueras y abrazaderas, así como asegurándose de comprar el balón de gas en una empresa de garantía.

¿Qué pasa si ya estoy frente a una fuga de gas?

“En los contenedores de gas existe propano y butano, gases que al ser inoloros son mezclados con el metilmercaptano, un compuesto químico de olor fuerte que permite el gas pueda ser detectado en caso de fuga”.

Lo primero que se recomienda tras distinguir el olor a gas a continuación:

  1. No encender ningún dispositivo electrónico o cualquier otro objeto inflamable.
  2. No hacer contacto con enchufes ni encender o apagar la luz.
  3. Realizar la evacuación de los ambientes en riesgo, sobre todo de menores de edad y adultos mayores.
  4. Ventilar los ambientes, abriendo puertas y ventanas.
  5. Mojar el piso con agua y trapearlo para de esta manera diluir el gas que se pueda haber depositado en los rincones.

 

Fuente: Revista

 

Compartir:

Leave A Comment

18 + thirteen =

Suscríbete a nuestro Blog y
Recibe Novedades

Regístrese en nuestro blog y recibe novedades y promociones que ofrecemos